Saltar al contenido

Canelones de espinaca y ricota

Los canelones dan lugar a diversas preparaciones muy populares en variadas partes del mundo y en Argentina no es diferente. Hoy vamos a dedicarnos a todo lo relacionado con los canelones de espinaca y ricota, los cuales gozan de la preferencia de los argentinos al momento de disfrutar una deliciosa manera de comer la pasta.

Este plato rico y saludable es una excelente opción para compartir en familia los domingos y en reuniones de amigos en cualquier temporada. Además, es muy cómodo para llevar de almuerzo a oficina. Se elaboran a partir de láminas de pasta que pueden ser cuadradas o de formas rectangulares, las cuales se rellenan con una mezcla preparada con queso ricota al cual se le adiciona, entre otras cosas, espinacas. Luego de un baño con salsa bechamel van al horno y listo, muy sencillos de preparar.

Sobre su historia

Los canelones de espinaca con ricota son originarios de Italia, pero tuvo una rápida expansión por toda Europa y llegó a tierras argentinas con los inmigrantes italianos y españoles. Se integró a las tradiciones del país e inicialmente su consumo se limitaba a los días feriados o a los domingos hasta llegar a ser hoy en día parte de la cocina gourmet argentina.

En realidad, los canelones de espinaca con ricota son un clásico en todas las gastronomías del mundo, aunque su origen podría considerarse reciente en los tiempos de la historia. Se asocian a lo festivo, a las tradiciones y recuerdos familiares que evocan las generaciones pasadas con la abuela presente y las comidas inolvidables en su casa.

Existe documentación que muestran que los canelones se prepararon por primera vez en Amalfi en el año 1924 en la cocina de un chef llamado Salvatore Coletta y tuvieron una muy rápida expansión hacia los entornos de esta ciudad. Se cuenta que en honor a este plato sonaron las campanas correspondientes a la iglesia de Amalfi.

Otra versión se inclina por atribuir el origen de los famosos canelones a Vincenzo Corrado, un señor de origen napolitano, de quien se cuenta que ya en el siglo XVIII ponía a hervir una pasta tubular a la que preparaba rellena de carne y terminaba de cocinar en salsa elaborada con carne. Lo cierto es que desde esa época los canelones se extendieron a otras culturas y fueron los franceses quienes lo acompañaron por vez primera con la salsa muy usada en los tiempos actuales, la bechamel.

Receta de ricos canelones elaborados de espinaca con ricota

A continuación conoceremos la receta para preparar unos deliciosos canelones de espinaca con ricota. Primero veamos los ingredientes que son necesarios y luego pasaremos a su preparación propiamente dicha.

Ingredientes

Debemos tener a la mano los ingredientes para preparar unos canelones los cuales se rellenan de espinaca y ricota los cuales son los siguientes:

Masa o una caja de pasta correspondiente para cocinar canelones, medio kilo de espinacas, un cuarto de kilo de queso ricota, una cucharada grande de almidón de maíz, dos tazas de salsa de tomate, un cuarto de litro de leche, nuez moscada al gusto, una taza de queso palmesano rallado, una cucharadita de manteca, sal, pimienta y una cebolla y tres ajos, 2 cucharadas de aceite.

Con todos estos ingredientes listos pasamos ahora a la preparación de los canelones, los cuales se rellenarán con ricota y espinaca:

Preparación

  • En una olla cocer con agua las espinacas por aproximadamente 3 min. Luego colarlas para sacarles toda el agua y picarlas menudas.
  • Colocar las dos cucharadas de aceite en un sartén y sofreír allí los ajos y las cebollas picadas hasta que trasparenten. Reservar.
  • En un envase colocar, ricota, nueces picadas menudas, espinacas cocidas y picadas, nuez moscada, dos cucharadas grandes de queso rallado, pimienta y la sal. Adicionar el sofrito de ajo y cebolla reservados y revolver bien para integrar todo.
  • Con la preparación obtenida en el paso anterior, proceder al relleno de cada canelón. Colocarlos en una bandeja para horno. Reservar.
  • Para elaborar la salsa abundante bechamel, cocer la fécula de maíz en poca leche por corto tiempo removiendo constantemente. Luego, adicionar la diferencia de la leche, sal, pimienta, cuando la preparación se espese, adicionarle la manteca y seguir removiendo y cociendo hasta que todo quede homogéneo.
  • Bañar los canelones reservados antes con una salsa de tomate. Luego se bañan con la bechamel y se le espolvorea queso en la parte superior. Se hornean por unos 17 minutos.
  • Se pueden acompañar con la ensalada que te agrade más, o con una simple con tomate, pepino, cebolla, con aceite, sal, y vinagre como aderezo.
  • Listos los canelones con espinaca y ricota. ¡Buen provecho!

Consejos para hacer canelones de ricota y espinaca

Los canelones conviene servirlos recién elaborados, aún calientes, para evitar que la pasta absorba líquidos de la preparación y se ablande y eso deje al relleno menos jugoso.

Al servir los canelones preparados rellenos se le agrega perejil o cilantro picadito por encima para que se vean más vistosos.

Si definitivamente no tienes tiempo para elaborar los canelones de ricota y espinaca, porque trabajas fuera de casa o por otra razón. Puedes averiguar si en los establecimientos comerciales cercanos a tu domicilio los venden ya elaborados. Sigue las correspondientes instrucciones que se presentan en el envase y has las modificaciones que desees en cuanto a las salsas que utilizarás.

¿Sabías que….?

Cada ingrediente utilizado en la elaboración de canelones presentada antes aporta sus beneficios particulares al organismo de quienes los consumen. A continuación se especifican los de mayor importancia.

  1. Los canelones aportan hidratos de carbono, los cuales el organismo en el desarrollo de sus procesos naturales los convierte en energía. También, benefician los procesos cerebrales porque aportan los azúcares necesarios para su funcionamiento adecuado.

Los canelones también contienen fibra, la cual ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo. Aportan también minerales: calcio, fósforo, zinc, magnesio, potasio y hierro.

  1. La ricota tiene aminoácidos esenciales para el funcionamiento del organismo y un contenido alto de proteína, la cual ayuda, entre otras cosas, a la formación y sanidad de los músculos del cuerpo.

La ricota aporta vitaminas: A, B3, B12 y ácido fólico. También aporta minerales, entre otros: potasio, calcio y fósforo.

  1. Entre los beneficios que aportan las espinacas se destacan el alto contenido de ácido fólico (vitamina B9)  que evita riesgos cardiovasculares y es excelente para las embarazadas, las cuales necesitan de esta vitamina.

También, aportan, entre otros nutrientes, betacarotenos que ayudan a la salud visual y se les atribuye funciones anticancerígenas.

0/5 (0 Reviews)

A %d blogueros les gusta esto: