Saltar al contenido

Corvina en salsa de choros

Corvina en salsa de choros

Para los amantes del buen sabor y la comida marina, hoy traemos una deliciosa receta inspirada en ustedes fanáticos de las delicias del mar y la comida peruana. ¿Te has preguntado, como involucrar el pescado en una receta elegante, deliciosa y saludable, para un momento especial?

Si quieres complacer a tus amigos, familiares y a los más pequeños del hogar con una comida impresionante, pero al mismo tiempo sencilla, en donde puedas compartir tu pasión por los mariscos, esta receta es ideal para ti.

La  Corvina en salsa de choros es una excelente receta para realizar una deliciosa cena o también para un delicioso almuerzo, además de ser extremadamente nutritiva. Por otra parte es una receta muy sencilla y fácil de preparar con la cual  podrás experimentar sabores exóticos y marítimos que te llenarán el paladar de exquisitas sensaciones gracias al suave sabor que le otorgará la salsa de choros combinado con el sabor mediterráneo de la corvina.

Nos centramos en ayudarte en como un pescado tan sofisticado como la Corvina, puede elaborarse de una manera sencilla, con ingredientes comunes en nuestra cocina, combinado con el sabor de la salsa de choros, en poco tiempo. Esperamos que puedas disfrutar de esta receta, y compartirla con tus amigos.

Receta de Corvina en salsa de choros

Corvina en salsa de choros

Plato cenas, Plato principal
Cocina Peruana
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 40 minutos
Raciones 4
Calorías 400kcal
Autor Teo

Ingredientes

  • 3 cucharadas de mantequillas
  • 8 filetes de corvina
  • Sal, pimienta
  • 1 diente de ajo
  • 1 limon
  • Aceite

Para la salsa

  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 16 choros grandes
  • 4 cucharadas de queso rallado
  • ½ kilo de tomates
  • 1 cebolla grande picada
  • 2 dientes de ajos
  • 3 huevos duros en rodajas
  • 1 hoja d laurel
  • 1 ají verde, pimienta
  • Perejil, orégano

Preparación de Corvina en salsa de choros

Puedes conseguir la Corvina en filetes, en el supermercado o pescadería de tu preferencia, para tu comodidad.

 Primero sazonamos los filetes de Corvina con sal, pimienta y el diente de ajo bien molidos, luego engrasamos un molde para horno, con tu aceite comestible de preferencia (vegetal, de Oliva, mantequilla) y empezamos a acomodar los filetes, ya sazonados, de manera ordenada.

Luego sacamos el jugo del limón y se lo rociamos a nuestros filetes, después le colocamos la mantequilla en trozos pequeños de manera uniforme y le agregamos el queso rallado.

Precalentamos el horno unos 5 minutos, a una temperatura de 180° C y horneamos los filetes por 20 minutos, debemos ir checando la Corvina, de manera que quede tierna y jugosa que es el punto que buscamos.

Para la salsa de choros:

En una sartén, vamos a colocar las 3 cucharadas de mantequilla y le iremos añadiendo la cebolla y el ajo bien picados en trozos pequeños, junto con la pimienta; revolvemos para que se vayan dorando de una manera uniforme mientras se están friendo. Cuando estén bien dorados añadimos el tomate con el ají, bien picados y lo sazonamos con sal, pimienta, orégano y perejil picado al gusto, lo colocamos a fuego lento y la dejamos cocer, por unos 10 o 15 minutos

Mientras tanto, en una olla con agua hirviendo vamos colocando los choros, hasta que veamos que se abren y estas listos (de 3-5 minutos), los sacamos de la cascara y los picamos finamente, para añadirlos a la salsa ya elaborada, si fuere necesario y según tu gusto puedes agregarle un poco del caldo de choro.

 Ya listas las Corvinas y la salsa de choro, comenzamos a emplatar colocando las corvinas la cantidad deseada, y luego por encima esparcimos la salsa. Para decorar rebanamos 1 o 2 huevos duros y los colocamos alrededor del plato, finalizando con la hoja de Laurel, por encima de nuestra salsa de choro y listo para servir.

Consejos para hacer una deliciosa Corvina en salsa de choros

Primero que nada procura que el pescado este lo más fresco posible, para un mejor sabor.

Al comprar los choros procura que la cascara no se vea rota ni sucia, debe de tener un aspecto brillante y mojado y deben estar bien cerradas, de lo contrario hay que desecharlo.

Al momento de hornear el pescado debes estar al tanto de la temperatura, ya que no todos los hornos calientan por igual, y si tu horno calienta bastante, podría quemarse o no quedar jugosa la Corvina, como se espera.

Al momento de hacer la salsa es importante que uses una buena sartén antiadherente, para que no se te pegue o se te quemen los ingredientes.

Puedes preparar primero los choros antes que la salsa y puedes cocerla con un poco de caldo de choro, le agregará más sabor a tu plato.

Y recuerda mantener tu área de cocina lo más aseada posible, para evitar cualquier tipo de contaminación en tus alimentos, en especial procura que tu pescado este bien cocido.

Aporte nutricional

La corvina es rica en minerales tales como el fosforo el cual es un elemento que ayuda en la formación de huesos y dientes, además de ayudar a conservar y reparar las células y tejidos; también posee buenas cantidades de potasio el cual se encarga de que el riñón y el corazón tengan un buen funcionamiento. Por otra parte posee altas cantidades de vitamina B3 la cual ayuda a mantener una piel fresca y suave.

Los choros son ricos en vitamina A, una taza de ellos, contienen el 10% de ingesta diaria recomendada. Son una gran fuente de proteína, 15 choros proporcionan la cantidad  de 170g de carne magra.

También contienen vitamina C que es importante para sanar y formar tejido cicatricial, e incluso para la formación de una proteína importante para poder producir la piel, los tendones, ligamentos y vasos sanguíneos, es un muy buen antioxidante y además ayuda a fortalecer el sistema inmunológico

El choro posee una gran cantidad de ácidos grasos omega 3, e incluso más que cualquier otro marisco y la carne, por ende posee propiedades antinflamatorias y por ende cocinar con ajo y tomate nos brindan otros beneficios tales como:

  • El tomate ayuda a mejorar la circulación sanguínea, y contiene hierro un mineral importante en la sangre, así como vitamina K la cual ayuda en la coagulación de la sangre

Y el ajo además de ser un antibiótico natural, es ideal para combatir virus, reduce la presión sanguínea y el colesterol malo, además de muchos otros beneficios que posee, nos brinda un gran sabor en nuestras comidas

0/5 (0 Reviews)